Hoy es 9 de mayo. Abro el FB y lo primero que me encuentro es una entrada que comparte Lorena Wolffer sobre el origen del día de la madre en Estados Unidos en el que se plantea que esta celebración surgió en 1879 cuando Julia Ward Howe, ante los desastres de la guerras de aquel momento, escribió la Proclamación del Día de la Madre, cuya traducción encontré en Wikipedia y dice así:

  proclama2

Pienso en la situación actual de México. En las muertes y desapariciones. En los feminicidios. En la marcha de mañana. Y me pregunto, ¿Qué tipos de alianzas tenemos que fortalecer hoy para acabar con esta violencia? ¿Es posible?

Sigo leyendo FB y me encuentro con una entrada de mi querida Gabriela, que comparte materiales de la primera manifestación feminista en México, que fue en contra del mito de la madre. En mi exposición en el MUAC hay una ampliación de este pequeño volante que se encuentra en el Archivo Ana Victoria Jiménez en la Universidad Iberoamericana. Aquella protesta fue el 9 de mayo de 1971. El día antes del día de la madre….

Gabriela Huerta

En mi expo en el MUAC están algunos de estos documentos. Mi favorito es el volante de la manifestación en contra del mito de la madre, que marca una forma diferente de entender y hacer política, más allá de la lucha de clases y cuestiones económicas que era como yo recuerdo que se entendía en ese momento. Siempre que lo veo me pregunto ¿Ante qué autoridad se protesta en contra de los mitos? ¿Ante quién, empezando por nosotras mismas que nos hemos tragado y hemos promovido estos mismos mitos? Plantear que había que transformar la cultura a fondo, de adentro hacia afuera y viceversa, fue una forma radical de repensar la política y lo político. Y sí, para mi personal es político, y por lo mismo, lo cultural (y de pasadita lo artístico) también lo son.

Sigo leyendo el FB y me encuentro la documentación de la visita que le di ayer a quienes integran las Jornadas de Belleza Itinerante durante la activación de la pieza Maternidades Secuestradas, que documenta el performance/manifestación que hicimos el 11 de mayo de 2012 y cuya documentación completa en está en mi blog De archivos y redes. Aquella fue La Protesta del día Después.

En el museo lo que hemos estado haciendo es invitar al público a integrarse a la protesta, poniéndose un delantal de Maternidades Secuestradas y tomando una de las pancartas que hicimos específicamente para esta instalación que hablan de problemáticas en torno a la maternidad en el medio artístico.

jornadas

Esta reactivación de la pieza me gustó mucho porque el contingente real era casi tan grande como el contingente documental. Es el momento selfie de la exposición.

Me inquieta el mundo. Pienso que el día en el que todas las maternidades sean voluntarias y gozosas, ese día terminarán la mayoría de los problemas de la humanidad, incluyendo los bélicos, los económicos y muchos de los de género. Lo malo es que estamos muy, pero muy lejos de llegar a ese punto.

Por lo pronto, partiendo desde lo divertido e interesante que ha sido reactivar esta pieza en el museo, durante los próximos 3 días estaré compartiendo en el grupo de Maternidades Secuestradas en FB esta serie de fotos de las distintas personas que se han integrado a ésta.

DD

Mónica Mayer. 9 de mayo de 2016